Recomendación del día: andrógino no es lo mismo que andrógeno

El término andrógino se aplica a la persona que presenta ‘rasgos externos que no se corresponden definidamente con los de su propio sexo’, mientras que andrógeno es la ‘hormona que induce la aparición de los caracteres sexuales secundarios masculinos’.

En los medios de comunicación se encuentran casos en los que, probablemente debido a la similitud entre ambas palabras, se usan de forma impropia como en «Andrógeno, místico, extravagante, artísticamente inclasificable y con una marcada heterocromía ocular» o «Kate Winslet luce un lookandrógeno».

Andrógino es un adjetivo que deriva de las voces griegas andrós (‘varón’) y giné (‘mujer’), como explica el Diccionario académico, mientras que andrógeno es un sustantivo que también proviene del griego andrós, combinado, en este caso, con el sufijo -geno/a, que significa ‘que genera o produce’.

Si, como parece evidente, en los ejemplos anteriores se quería hacer referencia a personas con un aspecto diferente al que suele atribuirse a su sexo, lo adecuado habría sido escribir «Andrógino, místico, extravagante…» y «Kate Winslet luce un look andrógino».

Anuncios

Acerca de Miralibro

Este es el blog de la Biblioteca del IES Miralbueno.
Esta entrada fue publicada en Recomendación lingüística del día. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s